conversatorio

El 27 de noviembre en la galería «Artistas Del Acero» ubicada en O’Higgins, se realizó el conversatorio: «Gestión cultural en el Gran Concepción» para dialogar las problemáticas que debe pasar un gestor de la cultura en la ciudad. En donde hubo diferentes referentes a este y de la gestión pública como la encargada de coordinación de exposiciones externas de la Pinacoteca en la Universidad de Concepción, Valentina Alarcón; el Director de cultura de la Municipalidad de Concepción y Master en Gestión Cultural, Mauricio Castro en conjunto con Felipe Rodríguez, psicólogo, fundador de La Esquina Rosada y postítulo en Gestión Cultural, .

La charla se dividió en el perfil del gestor, la formación de este y experiencias locales hayan obtenido para luego contestar algunas preguntas que le surgieran al público. Comenzando con una cita del Instituto de Gestión Cultural y Artística (IGECA) que fue mencionada ese día, “la gestión cultural es una actividad todoterreno dentro de las industrias culturales y creativas, que puede implicar la coordinación global de todo lo que acarree la realización de una actividad relacionada con la cultura, y su posterior participación y disfrute por parte de la población.” 

¿Qué es un gestor de la cultura?

Primero, esta es una rama de la carrera de Artes Visuales que es impartida en la Universidad de Concepción, que se especializa en la formulación, evaluación y ejecución de proyectos culturales desde una perspectiva integral, así como los aspectos que permiten vincular las instituciones y empresas del sector público y privado, sociales, económicas e históricas en gestión cultural.

En palabras de los panelistas presentes, un gestor de la cultura es un asesor, que mueven las piezas para generar instancias culturales. Donde se necesita de la gestión humana debido a la emocionalidad que esta puede generar y colectivizarla para que el público pueda apreciarla. O también como un mediador, donde se generan los vínculos entre artista e institución de manera bidireccional. Y mejorar los procesos de estos, para poder diversificar diferentes áreas.

Formación con experiencia

Al momento en que se les preguntó a los panelistas sobre su formación, hablaron de diferentes perspectivas a partir de su experiencia. Para ser parte de ese oficio uno debe ser creativo, ya que esta se encuentra en todos lados. Pero también el ser capaz de separar el arte de la cultura por como cada una tiene su propio camino.

Además de tener flexibilidad, el poder adaptarse ante los desafíos sobre la visión de lo que uno quiere y lo que quiere gestionar. Sobre todo por cómo la sociedad se mueve en la actualidad, donde ya nada es permanente y todo es fluido o instantáneo. «Y como no tendrás en todo momento las herramientas necesarias para manejar la situación, obstaculizando así el disfrute del objeto cultural», destacó Mauricio Castro.

También, debe poder trabajar en equipo o hacer equipos, debido a que se impulsa a innovar diferentes maniobras para llegar público. Ya sea en modo de encuestas, monitoreo de la satisfacción de las personas ante exposiciones, etc. El poder escuchar y saber que los visitantes disfrutan o en los algunos casos, que se necesiten mejoras, reconocer esos puntos para poder ir actualizándonos. Lo cual es importante, logrando así ser empático con la comunidad, comentaba la encargada de la Pinacoteca.

La cultura seguirá siendo independiente, aunque no existan los gestores culturales.

¿Por qué es relevante?

Los gestores de la cultura generan cambios sociales y realidades culturales, por la necesidad de mostrar la cultura que los rodea, también son de apoyo para algunos artistas que no sepan presentar sus obras, ya sea porque no saben empatar sus objetivos personales con los profesionales que piden algunas instituciones, en palabras de Daniela Rivas Coronel, especialista en la gestión cultural de México. Logrando así despertar el interés de la gente y generando espacios para hablar como educar a las nuevas generaciones.

Hablando con María José Rabanal, una estudiante de quinto año de la carrera de Artes Visuales con mención en Gestión Cultural, nos menciono como fue su experiencia en estos años.

«Fue bastante enriquecedora. En el sentido de que nos muestra las artes visuales desde un punto de cómo gestionarlas para la comunidad, cómo gestionar las artes en torno a la cultura»

Desde el inicio les muestran los enfoques del arte, el patrimonio y la cultura. Para luego pasar a proyectos de cómo enfocar esa cultura a las comunidades, cómo funcionan los museos y los centros culturales en general. Para luego usar esos conocimientos en su practica profesional, como en el caso de ella fue al teatro de Lota, donde estuvo a cargo de unos seminarios en donde habían diversas comunidades latinas y como enfocarse en estas para demostrar su patrimonio a la localidad.

Pocos son conscientes de que existe esta carrera, en que consiste y sobre todo que se encuentra en nuestra región del Bio bio. En una encuesta anónima hecha dentro de la Universidad de Concepción en áreas lejanas a las artes, se obtuvo que entre el 20% de encuestados sabía lo que era o en que consistía la gestión cultural, mientras que en su mayor se mostró más desinformado al respecto.

Otros medios

El Diario Concepción escribió un articulo en el año 2020, de como los Gestores Culturales, eran un puente necesario y clave entre los artistas, instituciones y comunidades. En varias ocasiones siendo invisibles para el público, sobre como son fundamentales detrás de la idea o proyecto patrimonial o cultural que se exhiben en los diferentes puntos de cultura en el país.

“Porque hace 10 años no estaba acuñado el concepto, no se estudiaba ni tampoco tenía nombre, era sólo como algo que nos gustaba. Después se ha ido profesionalizando, aunque igual sigue siendo una labor u oficio invisibilizado, pero ahora una mención en gestión cultural, se transformó en todo un hito para quienes nos dedicamos a esto. Tenemos un nombre y sabemos lo que hacemos o se denomina de tal modo”. Son las palabras de Javiera Matus, gestora cultural de la Corporación Cultural de Los Ángeles, en su entrevista con el diario.

Más noticias relacionadas a esta, no dudes en visitar: «Arte en Chile: la precariedad laboral»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *